dieta mediterranea aceites

¿Es bueno comer aceite cuando estás a dieta?

No es un secreto que nos preocupamos por nuestra silueta y hacer dieta es uno de los caminos para adelgazar y cuidar la salud. Está demostrado que sentirte bien con tu peso aumenta tu autoestima pero además previene enfermedades cardiovasculares.

Ahora bien, algunas veces llegamos a tal punto de obsesión con adelgazar que llegamos a creer en las famosas “dietas milagro” que se caracterizan por ser extremas y poco seguras para el organismo. En ellas, una de las preguntas que se formulan algunos es si pueden tomar aceites en el proceso.

Ya sabemos que el aceite de oliva es una de las bases de la alimentación de la dieta mediterránea (ciudades como Málaga, Jaén, son grandes productores de oliva).

Como este blog es de aceites, queremos intentar responder a esta cuestión tan relevante en el sector de la nutrición y la dietética. ¿Realmente debemos eliminar los aceites de la alimentación cuando buscamos perder peso? Es algo que tanto Dukan, como la de la piña, o la cetogénica advierten.

Los aceites vegetales son esenciales para el corazón

 

¿Has oído hablar alguna vez de los ácidos grasos omega 3, omega 6, linoleico o linolénico? Se conocen como ácidos grasos esenciales, porque los necesitamos para vivir. También se llaman “insaturados”, porque molecularmente contienen insaturaciones en los átomos de carbono.

Es decir, si un carbono se puede unir a 4 hidrógenos y solo se une a 1, decimos que está “insaturado”. Es muy importante a nivel estructural, porque causa doblamientos en la forma del ácido graso.

Tanto el omega 6 como el omega 3 deben encontrarse presentes en una nutrición equilibrada y sana. Solo los encontraremos en vegetales, especialmente en el aceite de oliva, el más recomendado en la dieta mediterránea. El aceite de oliva mejora el sistema cardiovascular, previene enfermedades coronarias, y en general mantiene el organismo saludable.

¿Pero los aceites engordan?

Simplemente tienes que comer la cantidad adecuada según tus necesidades (edad, sexo, masa corporal, carencias de nutrientes). Cuando estás en fase de adelgazar, lo recomendable es que lo consumas crudo, en ensaladas o pescados. Es decir, evita la fritura para no engordar, usa el horno. Si lo fríes, éste se oxida y pierde la estructura. Este es un detalle que la Dieta Dukan no profundiza.

¿Por qué la Dieta Dukan no los recomienda?

 

Pierre Dukan únicamente habla de una fase de alimentación conocida como fase de ataque en la que solamente puedes comer proteínas vegetales y animales. No tiene mucho sentido porque nuestro cuerpo necesita vitaminas, grasas esenciales, e incluso glucosa para funcionar.

Hacerla puede suponer un peligro para el riñón si no se realiza adecuadamente. Otro de los inconvenientes de la dieta Dukan es el efecto rebote cuando llegas a la fase de mantenimiento y estabilización, donde puedes comer “lo que quieras”.

Además, no tiene ninguna base científica. No se ha demostrado que esta alimentación sea útil para perder peso a largo plazo. La llegada del efecto yoyó será una evidencia si no cuidas la ingesta de calorías que tu cuerpo necesita. No creas esos medios que prometen una “bajada de peso milagrosa” porque te llevarás una decepción. En cambio, hay webs que te advierten de sus inconvenientes. En ese sentido te recomiendo que te leas el artículo sobre perder peso con la dieta Dukan .

Espero que haya quedado claro. Si estás a dieta, aunque sea rápida para quemar grasa, la amenaza de engordar está en los carbohidratos, no en los aceites saludables.